miércoles, 14 de marzo de 2012

HALLAZGO DE UN CUERPO CALCINADO Y DESMEMBRADO EN EL BARRANCO DE AÑAZA. UN PERFIL PROVISIONAL DEL CASO

El domingo 11 de marzo Tenerife se despierta con una noticia que raya tintes de novela negra. Un cuerpo de un varón joven, es encontrado dividido en al menos tres trozos y quemado, en la zona del Barranco de Añaza.

El presente artículo tiene por objeto desgranar mi opinión sobre el caso, de manera provisional, y en base a las informaciones que han ido trascendiendo. El porqué… pues porque es una manera sencilla y rápida de orientar a los periodistas que sobre el asunto se han apresurado a que me pronuncie, siendo esto harto peligroso sin unos momentos de reflexión. Y, aún así, con reflexión incluida, hemos de admitir que cualquier opinión sobre este macabro hallazgo, está sujeta a error por no conocer los datos, al menos por ahora, de primera mano.

Visité la zona durante la tarde del lunes, si bien creo que las inferencias que de allí pueden deducirse, al menos para el perfil, son escasos. No así, para la investigación criminalística del escenario (hallazgo de posibles huellas, restos de quienes trasportaron el cuerpo hasta allí, etc).

Paso a desglosar en análisis provisional del caso que iré actualizando si siguen apareciendo datos durante los próximos días:

Aspectos temporales. ¿Cuándo se produce la quema del cuerpo y qué puede significar?

En primer lugar sabemos que los restos podían estar quemándose durante el partido del Betis y el Real Madrid del sábado, lo cual sitúa la hora sobre las 21.00-22.00. Una hora a la que aquella persona o personas que transportaron hasta allí el cuerpo gozaban de la oscuridad de la noche; no obstante, esto implicaría que o bien conocían mucho la zona, o bien iban con iluminación. Lo que está claro es que la hora en la que se juega un partido importante, implicaría que habría mucho menos gente en la calle.

Por tanto, la hora escogida lo fue para favorecer es no ser descubierto, lo que implica a su vez una planificación mínima, sin precipitación. La muerte del sujeto tuvo que producirse con bastante antelación por tanto, a la quema de los restos.

Aspectos temporales. ¿Ha ocurrido antes?

Parece que al menos en países centro y sudamericanos, es práctica habitual la quema de cadáveres a fin de ocultar vestigios y pruebas que puedan vincular el cuerpo de la víctima con su agresor, o con aquellas personas con las que tuviera contacto recientemente.

No obstante en Canarias, sí ha ocurrido, como bien aseguró el periodista Antonio Herrero en La Opinión del lunes, que en ocasiones los “mulas” tienen problemas con la droga que llevan en el estómago, y tras fallecer, los receptores de la mercancía les sacan la sustancia y luego se deshacen del cuerpo. Ha habido algunos casos en el sur de la isla en este sentido, cuerpos que nunca fueron reclamados al ser ciudadanos africanos normalmente.

Por tanto, puede que no sea la primera vez que los sujetos practican esta quema o al menos la conocen por otros países u otras personas o grupos criminales; puede incluso que sean de origen centro o sudamericano. Será fundamental averiguar en la autopsia la causa de la muerte, y los análisis toxicológicos nos desvelarán si había droga en su organismo. Personalmente opino que dado que la cabeza apareció separada del cuerpo, la hipótesis de desmembrar para sacar la droga del estómago no sería del todo correcta o, al menos, no explicaría la separación del cuerpo en tantos trozos. El dividir en tres partes el cuerpo parece más adecuado para un mejor transporte del mismo.

Aspectos espaciales. ¿Por qué en el Barranco de Añaza?

Sin lugar a dudas se trata de un lugar conocido y/o cercano al sujeto que se deshizo del cuerpo. Allí se siente además seguro y sabe por donde camina, duda que quien vea algo sea capaz de dar algún dato a la policía.


Por tanto es un sujeto o varios que conocen el barrio o viven allí.

Aspectos materiales. ¿Cuántos sujetos?

Aunque parezca algo fácil, trasportar el peso muerto de un sujeto no es tarea sencilla, si bien el hecho de que estuviera dividido en tres partes facilita el transporte.

Se trata de un sujeto, dos o como mucho tres.

Aspectos materiales. ¿Usaron vehículo? ¿De qué tipo?

Lógicamente han debido de transportar el cuerpo en un coche, pudiendo ser cualquiera, dado que el cuerpo desmembrado es de fácil transporte.

Hay que buscar un coche que pasara delante de alguna cámara de la zona, sobre la hora del partido de futbol. Tal vez paró a comprar gasolina en estaciones de la zona o en kilómetros cercanos. No obstante esto podría ser un error garrafal del/los sujetos, que de todos modos podrían haberle sacado gasolina a base de manguera a su propio vehículo. Sin embargo, debido a que han aparecido las zapatillas, posiblemente de la víctima, no han sido 100% prudentes, o bien salieron de allí en cuanto empezó a arder, sin llegar al ver el resultado final de la quema.

Aspectos relativos al móvil. ¿Por qué quemar un cuerpo y desmembrarlo?

Con una alta probabilidad, el sentido de desmembrar el cuerpo sería para facilitar el transporte, el de quemarlo sería para borrar rastros que vinculen a la víctima con los autores, al menos los de su traslado. Otra opción es que exista un mensaje subliminar con la quema y el desmembramiento: “Nadie juega con nosotros”. El hecho de que los brazos no hayan aparecido puede ser producto de perros abandonados o para ocultar la posibilidad de identificar al sujeto por las huellas (la necroreseña permite rehidratar los dedos y conseguir huellas).

Esta incógnita se desvelará con la autopsia, especialmente en cuanto a la presencia de tóxicos y el tipo de heridas de desmembramiento y otras que presente.

La posibilidad de un ritual de iniciación por ser luna llena, no se descarta, como cualquier otra, si bien en la menos probable a mi parecer de todas las posibilidades. Los rituales normalmente se practican desmembrando y quemando al sujeto allí mismo, y en este caso llevar a la víctima viva hasta el lugar, hubiese sido harto difícil, por no hablar de la ausencia de velas, inciensos, y señas religiosas, etc.

Aspectos relativos a la preparación. ¿Tenían un plan?

Claro que sí, se han pensado mucho elegir el momento y el lugar perfecto para deshacerse del cuerpo, por lo tanto es o son sujetos que se toman las cosas con calma, sin precipitación. No son delincuentes comunes.

Conclusiones. Perfil del/los sujetos y el hecho:

Los autores, al menos del traslado y quema del cuerpo, son entre uno y tres sujetos varones, jóvenes, que son de Añaza o conocen muy bien la zona. Forman parte de una mediana o importante red criminal. Puede que con miembros latinoamericanos, tienen un vehículo y puede que hayan adquirido gasolina en alguna zona cercana previo a la quema. Ya han hecho esto otras veces, o al menos conocen a quien lo haya hecho.
No obstante un perfil para que sea útil, debe de concluir indicaciones operativas de investigación policial, y desgraciadamente en este caso, se trataría de:

1. Recabar información de vecinos: Los que saben algo no creo que den datos.

2. Revisar cámaras de gasolineras y cajeros: Por si se identifica al vehículo sobre esa hora o a sujetos que compraran gasolina en garrafa.

3. Identificar a la víctima (prioritario): Si fuera un sujeto de la isla, ya habrían denunciado su desaparición, por lo que si no lo hace nadie en los próximos días será difícil saber quien es. Muy probablemente se tratará de un ciudadano extranjero, africano o menos probablemente de origen sudamericano.

Por tanto se presenta un difícil caso para los miembros de la PJ de Santa Cruz de Tenerife, más enfocado a la búsqueda de información y confidentes dentro del ámbito de las medianas y grandes organizaciones criminales, que a la investigación criminalística de víctima o escenario. A pesar de que la policía científica del CNP de la comisaría de S/C, ha demostrado recientemente, en el caso de Vistabella, su exhaustividad y meticulosidad, en esta ocasión no se les presenta un caso fácil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario